Las 8 cosas que suceden cuando dejas de beber alcohol

Tomar algo los fines de semana puede ser algo cotidiano, e incluso aislado. Sin embargo, hay una fina línea entre el consumo puntual y el consumo diario, donde ya nos empezamos a pasar con la dosis. Ya sabemos que ninguna cantidad de alcohol es buena, pero oficialmente el límite es una dosis diaria para mujeres o dos para hombres (entendemos como dosis una lata de cerveza o una copa de vino). Si hemos superado ese limite de consumo regular, el cual probablemente afecte a nuestro trabajo y relaciones personales, es el momento de parar.

Hoy os hablaremos de los 8 cosas que se pueden producir al dejar de beber alcohol, tanto a corto como a largo plazo.

1. Dormir mejor

 

Beber no es buena idea, pero beber antes de acostarnos es una idea fatídica. Así lo esgrime un reciente estudio de la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research, en la cual se vislumbró que beber alcohol antes de acostarse aumenta las ondas alfa cerebrales, las cuales señalan una actividad cerebral que suele ocurrir solo cuando estamos despiertos pero en reposo. En otras palabras, el alcohol provoca problemas del sueño.

Por otra parte, una revisión de 27 estudios llegó a la conclusión de que el alcohol puede provocar somnolencia rápidamente, pero el descanso es de peor calidad.

2. Comer menos

Según un estudio de la American Journal of Nutrition, el alcohol tiene como efecto secundario la ingesta excesiva de alimentos. Esto, según comentan, podría deberse a que beber alcohol aumenta los sentidos (según otro estudio de la revista Obesity); así se concluyó en un estudio donde algunas mujeres recibieron una cantidad de alcohol equivalente a dos bebidas, lo cual les llevó a consumir hasta un 30% más de alimentos que el grupo control que no recibió alcohol.

Según el estudio, incluso una intoxicación leve aumenta la actividad cerebral hipotalámica, haciéndonos más sensibles al olor de la comida, y llevándonos a comer más.

3. Nuevos antojos dulces

El alcohol compite con el azúcar a nivel cerebral, aumentando la actividad del centro del placermediante el aumento de niveles de dopamina. Por tanto, si se deja el alcohol, no es extraño que afloren nuevos deseos buscando otros alimentos para activar este circuito cerebral.

4. Pérdida de peso

Como ya sabéis, tanto las bebidas alcohólicas como los cocktails de bebidas alcohólicas implican elconsumo de una gran cantidad de calorías. Con tan solo consumir una “cantidad moderada” de alcohol, según un estudio, un hombre ya consume más de 400 calorías adicionales; y una mujer, 300 calorías. Con tan solo dejar de beber alcohol de forma regular ya empezaremos a notar esa pérdida de peso.

5. La salud de la piel mejora

Tan solo pocos días después de dejar de beber alcohol, la piel luce mejor y más hidratada. Esto se produce porque el alcohol es un diurético que nos hace orinar en exceso; además, provoca la disminución de hormona antidiurética, lo que provoca una menor reabsorción de agua corporal. En resumidas cuentas, el cuerpo tiene menos agua, y la piel se vuelve más seca. Asimismo, otras lesiones como la caspa, eccemas y demás pueden mejorar si se para el consumo de alcohol.

6. Más dinero en la cartera

Aunque no es un beneficio directo para la salud, sí lo es indirecto. El alcohol no es barato, y si arrancamos el problema económico de raíz, podemos dedicar dicho superavit económico a una mejora en nuestra alimentación general,

7. Cuidado con las recaídas

Es evidente que habrá momentos de tensión e inquietud si, tras dejar el alcohol, nos encontramos cerca de alguien que está consumiéndolo. El alcohol se usa en demasiadas ocasiones como una vía de escape emocional, pero hay que saber evitarlo y buscar otras formas de mejora en este ámbito, que no impliquen toda la serie de consecuencias del líquido elemento.

8. Disminución del riesgo de cáncer

Según el Instituto Nacional del Cáncer, beber alcohol se ha relacionado con el cáncer de boca, hígado, mama, colon y recto; y evidentemente el riesgo aumenta cuanto más se bebe. Por el momento los estudios son contradictorios sobre el consumo de alcohol y el beneficio cardiovascular, por lo que no tocaremos este punto.

Vía | Fox News.

fuente http://mxmagazine.net/administrator/index.php?option=com_content&view=article&layout=edit


Video Galeria