Bebes adictos a la tecnología

Ya el año pasado algunas sociedades pediátricas, como la americana, la japonesa o la canadiensa, alzaron una voz de alarma ante el soprendente aumento del uso de dispositivos móviles y tabletas entre niños con edades comprendidas entre 6 meses y 2 años. Querían concienciar a la sociedad con un mensaje claro: no se trata de prohibir este tipo de dispositivos, que con un buen uso hasta pueden ser beneficiosos, pero hasta los 3 años los pequeños no deberían tener ningún contacto con estas tecnologías.

Un estudio reciente presentado por la American Academy of pediatrics (AAP) confirma este imparable incremento en la popularidad de estos aparatos: más de una tercera parte de los bebés usan smartphones y tabletas incluso antes de aprender a caminar o hablar; y a la edad de 1 año, uno de cada siete niños utiliza dispositivos durante al menos 1 h al día.

A pesar del consejo generalizado de muchas asociaciones acerca del empleo de algunos medios de entretenimiento como televisores, ordenadores, teléfonos inteligentes y tabletas en los más pequeños, en realidad no se sabe mucho acerca de cuándo comienzan a utilizarse. Y al ser la primera generación nativa en este sentido, tampoco se conoce mucho acerca de los efectos a largo plazo de su empleo en edades tempranas.

Familias conectadas

Los investigadores desarrollaron una encuesta de 20 ítems para averiguar la primera exposición de los pequeños a estos dispositivos, así como el tipo de empleo. Para rellenar dicho cuestionario se contó con 370 padres y madres de niños de 6 meses a 4 años de edad que en ese momento se encontraban en una clínica pediátrica en un hospital que atiende a personas de bajos ingresos. La mayor parte de participantes, por lo tanto, tenían un nivel socioeconómico de mediano a bajo.

A todos se les preguntó sobre el tipo de dispositivos que tienen en su hogar, la edad de los niños en el momento de la exposición inicial a los mismos, la frecuencia de uso, el tipo de actividades que llevaban a cabo con ellos y si, en algún momento, habían comentado con el pediatra sobre su empleo.

La mayor parte de las familias tenía acceso a casi todos los aparatos: el 97% tenía televisión, el 83% tabletas, el 77% smartphones, y el 59% acceso a Internet. El 52% de los niños menores de 1 año había ya viso programas de televisión, el 36% había tocado o desplazado una pantalla táctil, el 24% había llamado a alguien, el 15% había empleado una aplicación y el 12% ya había practicado con un videojuego. A los 2 años de edad, la mayoría de los niños ya estaban utilizando dispositivos móviles. Uno de los datos que más sorprendió a los autores del trabajo fue que niños de hasta 6 meses podían pasar delante de las pantallas hasta 30 minutos al día.

Los resultados también mostraron que el 73% de los padres y madres dejan a sus hijos jugar con los dispositivos móviles mientras realizan las tareas domésticas, el 60%, mientras realizan quehaceres varios, el 65% para calmar al niño, y el 29% para dormirle. Asimismo, la encuesta ha mostrado que el tiempo empleado en los dispositivos aumenta con la edad: el 26% de los niños de 2 años y el 38% de los de 4 utilizan dispositivos durante al menos 1 h al día.

Tan sólo el 30% de los padres comentó con el pediatra sobre el empleo de este tipo de dispositivos.


Video Galeria