Alertan sobre afectaciones de la obesidad infantil

La obesidad infantil es un problema de salud pública que compromete a instituciones y sociedad en general, quienes se ven implicados actualmente para impulsar cambios en los estilos de vida que permitan que las niñas, niños y adolescentes lleguen a ser adultos sanos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León hizo un llamado a la población para reflexionar sobre las afectaciones que el sobrepeso y la obesidad causan a la población infantil del país.

Nuevo León es un estado influenciado por la cultura de alimentación norteamericana, caracterizada por el abuso de la comida rápida, los alimentos “chatarra” con alto contenido de carbohidratos, grasa y calorías.

Por lo que, se recomienda a los padres controlar el consumo de productos con alto índice glucémico como dulces, chocolates, jugos y refrescos que pueden generar en los menores una respuesta interna a la secreción de insulina, y lo único que van a provocar es hambre.

Otro factor de riesgo para el sobrepeso y la obesidad en niños y niñas es la falta de ejercitación física. Es necesario crearles hábitos de caminar, subir escaleras, practicar rutinas de deporte o juegos de ejercitación física, como complemento de una alimentación sana, basada en frutas, verduras y agua natural.

En el caso de los menores que ya presentan sobrepeso y obesidad, su activación física dependerá de la evaluación que realice su médico familiar, de acuerdo a la edad y peso del pequeño.

Los menores con obesidad pueden verse afectados por el síndrome de resistencia a la insulina, problemas de hipertensión, afectaciones renales, problemas ortopédicos, dificultades con la piel, incluso afectación emocional y en algunos casos los niños pueden ser pre-diabéticos.

Al momento en que se detecten las primeras manifestaciones de sobrepeso u obesidad, es indispensable incursionar en un tratamiento de control.


Ediciones MX